Metodología de las Clases de Guitarra

NIVEL INICIADO:

En nivel iniciado prestamos un enfoque especial a las bases musicales aplicadas a la guitarra, para crear una relación más natural con la música que escuchamos. En la clase podemos ver los ejercicios con el solfeo tradicional o con notaciones alternativas según el interés del alumno.

  • Técnica: ejercicios para ambas manos para ganar agilidad y fuerza, y para entrar en confianza con el instrumento.
  • Ritmo: ejemplos rítmicos aplicados en la guitarra para incorporar la pulsación y el correcto movimiento de la mano derecha.
  • Teoría: bases de la teoría musical, como son la construcción de escalas naturales y acordes aplicadas a la guitarra para poder interpretar la música con seguridad.

 


 

NIVEL INTERMEDIO:

En nivel Intermedio se entiende que el alumno ya ha establecido las bases musicales por lo que busca ampliar sus recursos musicales.

  • Técnica: Trabajo específico para cada mano, con atención a la posición corporal para poder trabajar relajado en dirección a un sonido limpio y articulado.
  • Teoría: Profundización en el análisis de escalas, tonalidades mayores y menores, inversiones, etc. Aplicación de método CAGED.
  • Desarrollo Creativo: Introducción a las herramientas para el desarrollo creativo.

 


 

NIVEL AVANZADO:

En este nivel el alumno procura especializarse en un estilo, por lo que se trabaja a varios niveles para entender y aplicar los recursos necesarios para dominarlo.

  • Técnica: Trabajo en la técnica y sonido adecuado según el estilo. Ayuda para el desarrollo de un sonido personal.
  • Teoría: Profundización de tonalidades menores, Modos, Introducción al Jazz, etc.
  • Desarrollo Creativo: Trabajos de independencia corporal y desarrollo de la atención, y su aplicación musical.

que dicen LOs alumnos

Imparto clases de guitarra en Barcelona desde el año 2006.

Por mi estudio han pasado alumnos y alumnas de todas las edades, movidos por diferentes intereses, desde el aprendizaje ameno buscando aprender unas canciones, profundizar conocimiento musical, mejorar a nivel técnico o encontrar nuevas formas de llegar a la guitarra y a la música.

Esto es lo que dicen algunos de algunos alumnos que han pasado por las clases de guitarra, talleres y combos.

«En las clases encontré la empatía y amabilidad que necesitaba para perder el miedo a arriesgarme y avanzar. Son clases personalizadas a mi nivel y intereses, por lo que en ningún momento he tenido la sensación de estar practicando cosas que no me interesan. Marco sabe lo que hace, sabe tocar y enseñar, algo que no siempre va unido. Ni un solo día me ha dado pereza ir a clase, siempre tengo la sensación de que voy a aprender y a pasarmelo bien.» – Andrés

«Me ha ayudado mucho a nivel técnico y a ganar confianza a la hora de tocar. Me gusta su trato personal. Marco es un profesional y enseña de manera práctica y metódica, haciendo hincapié en la musicalidad» – Augusto

«Estupendisima persona, personal y profesionalmente hablando, con la que se puede aprender un abanico anchisimo de cosas en el ámbito de la música. Inspirador, capaz de guiarte en lo que te gusta y a la vez, capaz de darte a conocer cosas nuevas que posiblemente no te habrías planteado antes por ti mismo (canciones, pasajes, ejercicios, consejos).» – David

«Empecé con la guitarra a los 46, sin tener ya la agilidad de los jóvenes. Marco me ayudó a perderle el miedo al instrumento.
Su paciencia es proverbial. Siempre me animó con calma, pero firmemente y me gustó mucho que progresase sin darme cuenta. Su metodología es muy didáctica. Paso a paso, inadvertidamente, vas evolucionando. El camino es trabajoso, pero con él siempre me sentí acompañado. Es un hombre humilde, con una enorme cultura musical, y un sentido del humor muy importante, lo que, ¡para mí es fundamental!
Lo que más disfruté es su costumbre de formar combos, y sus eventuales clases grupales, en las que interactuabas con otros alumnos a los que no conocías, pero que acababan siendo compañeros.
Nunca olvidaré que la primera vez que subí a un escenario fue con un grupo que había formado expresamente. Los ensayos fueron momentos mágicos que siempre estarán en mi corazón, acompañado de los que luego fueron buenos amigos. Y Marco, que organizaba magistralmente todo, se comportó
como un compañero más, humilde, amable, sonriente, y siempre ayudándonos en todo.
Recomiendo sus clases sin ambages.
Es una buena persona y un buen profesor.» – Juan Miguel Lucena